martes, 12 de septiembre de 2017

Siglo XIX - Zenobia Camprubí

            Breve Biografía de Zenobia Camprubí

Zenobia Camprubí Aymar nació en 1887 en Malgrat de Mar, Barcelona. Escritora, feminista, traductora y lingüista española

Zenobia fue la única hija mujer de cuatro hijos que tuvo el matrimonio de Isabel Aymar y Raimundo Camprubí; fue educada por su madre, una mujer puertorriqueña muy culta y adinerada y profesores particulares. Debido al trabajo de su padre, Ingenieros de Caminos y puertos, debían viajar a distintos destinos. A partir de 1896 vivió algunos años en Estados Unidos y dominaba perfectamente el inglés y el francés. 

De regreso a España, en 1900 Zenobia y una amiga fundaron la sociedad Las Abejas Industriosas, donde cosían ropa para los pobres. Unos años más tarde, Zenobia comenzó a escribir y publicó varios trabajos literarios, entre ellos “Una escapada milagrosa”, “El desván que he conocido” y un relato autobiográfico “Malgrat” sobre su infancia en el balneario. Obtuvo un premio literario: una Insignia de Oro de la revista neoyorquina St. Nicholas por su trabajo “Cuando mi Abuela asistía a la escuela”

En 1905 partió de nuevo a Estados Unidos, donde asistió a eventos sociales y culturales. Estudió en la Escuela de Pedagogía de la Universidad de Columbia y cursó estudios de literatura inglesa, composición, latín y música. En 1909 regresó a España y se instaló en La Rábida, Huelva, donde su padre se desempeñaba como ingeniero jefe. Zenobia, inquieta, alegre y de gran espíritu humanista, colaboró con sociedades benéficas e instaló en su casa una escuela al aire libre, para enseñar a los niños campesinos a leer y escribir. Siguió publicando artículos en revistas norteamericanas. 

Instalada en Madrid, Zenobia, inteligente e independiente, se involucró en proyectos culturales, asistía a conferencias y tomó cursos de verano en la Residencia de Estudiantes de la Institución Libre de Enseñanza. En 1913 conoció al ya reconocido poeta Juan Ramón Jiménez (1881-1958); al poco tiempo comenzaron una larga colaboración literaria: tradujeron juntos al español libros del poeta indio-bengalí Rabindranath Tagore (1861-1941) que tuvieron mucho éxito.

A principio de 1916 Zenobia y Juan Ramón se casaron y hasta su fallecimiento, 40 años más tarde, se convirtió en compañera y colaboradora de su esposo en todos sus proyectos literarios. Siguió su tarea de traductora de más de veinte libros de distintos autores, entre ellos W. Shakespeare (1564-1616) y Edgar Alan Poe (1809-1849). Juan Ramón era un hombre depresivo e hipocondríaco, estuvo en varias ocasiones internado en el hospital psiquiátrico y a veces creía que estaba agonizando, por lo que sus ingresos eran escasos y pasaban muchas dificultades económicas. 

Zenobia, dinámica y emprendedora, se puso al frente de pequeños negocios, una tienda de Arte Popular, para promoción y exportación de artesanías españolas, bordados, cerámicas y libros a América; también amueblaba con gusto y empeño apartamentos de alquiler para extranjeros. Fue secretaria y socia fundadora del Lyceum Club Femenino en 1926, una de las primeras asociaciones de mujeres creada en España junto a sus amigas Maria de Maeztu  y Victoria Kent.  Considerada una de las primeras feministas, fue una activa luchadora por los derechos de la mujer,  colaboraba con energía y determinación en distintos proyectos con ese fin. 

La mayor tarea que se impuso Zenobia fue la de ocuparse de Juan Ramón, protegiendo su privacidad, rodeándole de facilidades: además de su esposa, fue su secretaria, su enfermera y cuidadora. La potencialidad que tenía como escritora, quedó definitivamente relegada; anulaba todos sus planes o compromisos cada vez que su marido la requería, ya fuera para copiar los poemas o simplemente, para acompañarlo. 

En 1936, al comienzo de la guerra civil española, se exiliaron en Cuba; más adelante en 1942 difundió la cultura y la lengua españolas como profesora de Lengua y Literatura en la Universidad de Washington y luego a partir de 1951 en la de Puerto Rico. Ese mismo año le diagnosticaron cáncer de útero y fue a Boston a operarse; un año después recibió en Puerto Rico la ciudadanía estadounidense. 

En 1954 Zenobia publicó su obra autobiográfica “Juan Ramón y yo”; dos años más tarde reapareció el cáncer. Por no abandonar a Juan Ramón, se sometió a la radioterapia en Puerto Rico que fue muy agresiva. En octubre de 1956 Juan Ramón Jiménez recibió el Nóbel de Literatura;  tres días después Zenobia moría en el hospital de Puerto Rico. Tras la muerte del poeta en 1958, los restos de Zenobia y Juan Ramón fueron trasladados al cementerio de Jesús de Moguer, ciudad natal del poeta, en Huelva. 

En 1991 la escritora cubana Graciela Palau de Nemes (1919- ) experta en la obra de Juan Ramón, publicó la primera parte del diario de Zenobia, escrito durante sus casi veinte años de exilio. Diario I, Cuba (1937-1939). Más adelante se publicaron Diario II, Estados Unidos (1939-1950) y Diario III, Puerto Rico (1951-1956).

Protected by Copyscape Online Plagiarism Detection
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...